Test babilónico con Jesús Lara, presidente del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos

admin | 02 octubre, 2020

El verano ha sido…

Extraño, singular. En el plano personal tengo que confesar que me ha ido bien porque ha sido el año que más he disfrutado de mi casa de Rodalquilar, de mi mujer, de mis niños.

 

El mejor antídoto para el aburrimiento


El trabajo y todo lo relacionado con el ocio y la cultura. Estoy poco lector y casi todo lo que leo es de trabajo.

 

¿Nos ha enseñado algo la pandemia?

Seguro que sí, sobre todo a apreciar muchas cosas, la primera la libertad de movimientos, también a valorar, poner orden de prioridad las cosas. Pero también pienso que hemos descubierto que el entorno solidario en el que creemos que vivimos es mentira. Profesionalmente estoy muy satisfecho y orgulloso por lo tecnológico en el Colegio (de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Almería) en cuanto al servicio que damos, que hemos visto que estamos muy preparados.

 

Tu mayor orgullo profesional

Pues por un lado de haber adquirido una especialidad que me hace sentir orgullo por ser demandado por eso como experto y referencia que humildemente soy en materia acústica. Esto me ha llevado a hacer trabajos interesantes y a conocer industrias muy singulares. Por otro lado, también me siento orgulloso de participar reactivamente en el COAAT como presidente.

 

¿Qué te llevarías a una isla desierta?

Una lotería primitiva (risas). Aprecio la soledad, aprecio bastante estar en un circuito cerrado, quizás sean los años (más risas).

 

¿Qué valoras más de los demás?

Me gusta la buena gente, sencilla, equilibrada, que sabe escuchar.

 

¿Qué te hace reír más?

Las cosas ingeniosas, no soy de chiste fácil, me gusta la gente ingeniosa, la reacción rápida y ágil.

 

La última alegría que te has llevado

Que estamos los cinco bien de salud.

 

El centro de Almería se nos muere ¿Qué hacemos?

Ante la adversidad, una gran oportunidad. El comercio local que tiene muchas buenas ideas, que son un buen negocio. Porque una buena idea, bien trabajada, prospera.

 

¿Qué nos falta a los almerienses?

Debemos ser más proactivos, apostar más por la cultura, ser una sociedad más abierta. Cumplir requisitos como el civismo, la empatía, la celebración… Almería es siempre una oportunidad.

Compártelo: