Cambiamos de piel… sin dejar de divertirnos

admin | 15 mayo, 2020

Los reptiles mudan su piel de forma periódica como signo de una buena salud y un óptimo metabolismo. Crecen y cambian su camisa de escamas por otra nueva.


A nosotros nos sale la renovación por los poros. Porque estamos en continuo movimiento y adaptación y queremos que nuestro afán por avanzar junto al signo de los tiempos se refleje también en nuestra imagen.

 

Mudamos la epidermis en forma de un imagotipo que transmite nuestros ideales, representa nuestros valores y aumenta la conexión con nuestro público. Por eso nuestra renovación celular ha dotado al isotipo de un aspecto más digital, en concordancia con los entornos en los que se mueven nuestros clientes.

 

La reducción de colores a la que también lo hemos sometido apunta a la sostenibilidad por la que apostamos y donde un cromatismo protagonizado por el color azul oscuro otorga confianza y cercanía. La tipografía previa ha sido sustituida por una de caja baja o minúscula con la que queremos generar una sensación más amigable.

 

Renovarse o morir, sí, pero sin perder nunca nuestra esencia: divertirnos aprendiendo y generando ideas que mejoren la vida de las personas. Porque hay cosas que nunca cambian.

 

Compártelo: