Estás buscando por internet, por ejemplo, ‘qué es el Inbound Marketing‘ y encuentras varios resultados. Entras en uno de ellos. No te convence el contenido y vuelves al buscador para ver otra fuente. Pues bien, a esta acción se la considera ‘rebote’. El usuario abandona la página y rebota a otra fuera de esa web. Entonces… ¿Qué es el Porcentaje o Tasa de Rebote? Sencillo, el porcentaje de abandono de los usuarios de una web cuando entran en ella. Y te preguntarás ¿En serio? ¿Eso tan simple es la Tasa de Rebote? Pues en realidad como concepto sí, pero te voy a explicar también algunas cosas más a tener en cuenta a través de esta métrica de analítica web.

¿Cómo se calcula?

Fácil y sencillo:

T. de Rebote = Nº total de visitas que visualizan una sola página web/Nº total de visitas a la página web

Claro, esto es muy bonito, pero ¿Cómo puedo saber que un usuario abandona o no la web? Pues aquí entran en juego nuestras grandes amigas en analítica web, las cookies. Gracias a ellas podemos medir automáticamente los resultados con aplicaciones de métricas como Google Analytics.

¿Para qué sirve?

Es un indicador crucial a la hora de plantear la estrategia y la estructura de la web, ya que esta tasa nos indica la permanencia de nuestro potencial cliente. Por lo tanto, por regla general, un alto porcentaje de rebote es negativo y uno bajo siempre es positivo.

¿Pero por qué una alta tasa de rebote podría no ser algo negativo? Esta pregunta te la responde el tipo de web de la que estemos hablando. Por ejemplo, un portal de noticias o un blog suele tener un alto nivel de rebote ya que, por su naturaleza, es usado para buscar algo concreto; llegas, obtienes la información y sigues con tu vida. Sin embargo, en una tienda online una alta tasa de rebote es algo negativo, pues lo que se pretende es que el usuario finalice el proceso de compra.

¿Tienes alguna duda? ¿Te interesan nuestros servicios?

¿Cómo mejorar la Tasa de Rebote?

Para reducir este porcentaje debes tener en cuenta algunos tips:

  • Hazle más fácil la navegación a tus visitantes. Tienes que ayudar a tus usuarios a que su experiencia en la web sea grata y retenerlos el máximo tiempo posible.
  • Llama la atención desde el primer momento en que el usuario aterriza en tu web. ¿Cómo? Usando material visual impactante, con títulos atractivos, con textos potentes.
  • Analiza la conducta de tus visitantes en tu site. Observa las páginas con más visitas, cuáles son las que registran menos tasa de rebote e intenta seguir esas estrategias.

 

¿Hacemos un resumen? La Tasa de Rebote es un dato a tener muy en cuenta para optimizar la experiencia de usuario y para medir la efectividad de tu página web. Si tienes alguna duda al respecto, no dudes en escribirnos un comentario o contacta con nosotros. ¡Poco rebote y mucha conversión!

Leave a Reply