Entrevistas

Día Mundial del Medio Ambiente

By 5 junio, 2019 No Comments

“El termómetro medioambiental de la provincia de Almería es ‘very hot’”

Mar llega con su blusa floreada, como atisbo de la frondosidad de su ser interior. Nos habla del momento de alerta medio ambiental –o ambiente entero, como a ella le gusta decir- y de las bondades naturales de la provincia de Almería, ésas que es preciso cuidar y proteger para que personas y naturaleza podamos coexistir sin dañarnos en bucle. Nos habla de todo ello desde su ineludible activismo ecofeminista y en el Día Mundial del Medio Ambiente.

 

  • Define Ecofeminismo

Este término habla de que sin igualdad, palabra mayúscula en el campo de los derechos humanos, y sin el cuidado de este planeta no podremos existir. El ecofeminismo es de las últimas filosofías que hay de feminismo e incide en dos temas. La ecodependencia, pues somos seres vivos dependientes de este planeta y sus recursos y hemos pasado el umbral de consumir ¿Entonces de qué vivimos? Y el segundo son los cuidados, ya que el ser humano, cuando nace, necesita cuidados y también en su última etapa de la vida pero ¿y en medio? En medio pueden pasar cosas, tener unas necesidades, y también necesitamos cuidados, somos dependientes del sistema, pero el sistema capitalista no premia el tema de los cuidados, no se valora nada que estés en casa cuidando de los niños o de los mayores. Y en este sistema, tradicionalmente, estos trabajos los desempeñan las mujeres. Luego hay que tener en cuenta que tendríamos que empezar a cambiar los conceptos de la economía global ¿Por qué se premia más a un piloto de avión que a una enfermera que esté realizando cuidados? ¿Qué precio le pondrías tú a la fotosíntesis? ¿Y a la polinización? ¿Y la lactancia? Sin todo eso no habría vida.

  •  ¿Cuál es el termómetro medioambiental de la provincia de Almería?

Muy caliente. Ha subido la temperatura en los últimos años y eso está en los datos reflejado, es ciencia. El cambio climático va a afectar bastante a Almería en la costa en los próximos años. Construir en zonas inundables ya hemos visto que no es una buena idea. Otro de los temas candentes son los acuíferos. Sin agua no hay vida y hemos hecho un expolio que, como no se ve al estar debajo, creemos que no tiene fin. El ecocidio del Río Aguas es uno de los atentados más graves de la provincia. Nuestra costa mediterránea, el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar y algunos puntos insignes como Punta Entinas-Sabinar, que no están construidos y que son nuestros riñones y nuestros pulmones, son únicos en todo el Mediterráneo y hay que conservarlos.

  • Necesidad ecológica urgente de la ciudad de Almería

 Son varias. El tratamiento con dignidad del ciudadano árbol sería la primera. También nuestras playas, nuestro mar, que como no los cuidemos y dejemos de seguir dejando plásticos, el problema del polvo con el Puerto, la cohesión y vertebración con los corredores verdes biodiversos hacia el mar y hacia todas las sierras, pues no tenemos vertebración verde en la ciudad.

  • ¿Qué pueden hacer la publicidad, el marketing y los medios de comunicación por el ecofeminismo que defiende?

 Primero darlo a conocer, ver que es un feminismo más que necesario. Después, comprender que hay que empezar a hablar y a poner el foco en todo esto porque el futuro será ecofeminista o no será.

  • ¿Mar o montaña?

 Al ser de Almería, tiene que ser las dos cosas. Somos mar, con ese lecho de posidonia oceánica del que hay que hablar, nuestro bosque sumergido, lo que nos da la vida y que a veces hemos confundido con suciedad en el agua y es todo lo contrario, es un indicador de que es de excelente calidad. Nos hemos desconectado de su presencia, porque los restos de posidonia servían para fertilizar, para hacer colchones, en farmacología, incluso para elaborar juegos y, ahora, de repente, decimos que el agua está sucia. En cuanto a las montañas, Almería es la segunda provincia española más montañosa y la primera en biodiversidad de Europa. Nuestras montañas son como nuestros faros, en función de por dónde vayamos, sabemos dónde estamos sólo mirando las montañas. En fin, mar y montaña siempre, jamón y calamar.

Leave a Reply